Crepúsculo de ceguelocura cae sobre Swift / Haroldo de Campos

En octubre de 1928 James Joyce tenía cuarenta y seis años. Vivía en París desde 1920 y era ya un hombre famoso, casi legendario, en los círculos  literarios  internacionales,  lo  que no impedía que en torno de su obra se cultivase una terca controversia (sobre todo a partir  de los  radicales  experimen­tos con el lenguaje […]